TETANOS

Enfermedad infecciosa aguda, muy grave, producida por las bacterias Clostridium tetani, una bacteria anaerobia productora de una neurotoxina, llamada tetanopasmina, que afecta el sistema nervioso central. El Tétanos se transmite a través de heridas traumáticas o por mordeduras. Tiene un período de incubación de 2-7 días o a veces hasta tres semanas.
Clostridium tetani es una bacteria de distribución mundial que vive en ausencia de oxígeno (anaerobiosis). Se encuentra en los suelos y en el intestino de los animales en forma de esporas, resistiendo en el medio ambiente durante años, sobre todo en ausencia de luz solar directa. Por ser una bacteria anaerobia estricta es sensible a los desinfectantes oxidantes, como el agua oxigenada.
Cuando las esporas ingresan al organismo a través de una herida, en especial si es punzante, encuentran un medio anaerobio propicio para liberar bacterias activas que se reproducen e inician la elaboración de toxinas. Luego de un corto camino por el torrente sanguíneo, la tetanopasmina llega a los nervios motores donde bloquea los impulsos nerviosos de la médula espinal a la musculatura estriada, provocando intensas contracciones espasmódicas sin posibilidad de relajación.

Signos y síntomas

Los espasmos son leves al principio. Aparecen en los músculos de la mandíbula, en el cuello, en la región torácica y en el abdomen. Las involuntarias contracciones prolongadas de algunos grupos musculares son muy dolorosas y pueden ocasionar desgarros de las fibras musculares. El cuadro se complementa con fiebre, babeo, excesiva sudoración, pulso rápido, hipersensibilidad a los ruidos, fotofobia y dificultad para la deglución.

Complicaciones
-Neumonía
-Insuficiencia cardíaca
-Paro cardiorrespiratorio

Pronóstico
Reservado a grave. Se considera que las lesiones en la cabeza son más peligrosas que en otras regiones corporales. Si el tratamiento médico es temprano la recuperación es total.

Tratamiento
Antibióticos, suero antitetánico, relajantes musculares y reposo. Determinadas situaciones pueden requerir la oxigenoterapia.

Prevención
La vacunación es la única manera de prevenir el Tétanos. Se administran cinco dosis, comenzando a los 2 meses de edad. Luego se revacuna a los 4, 6 y 18 meses. La quinta dosis se administra a los 6 años, antes del ingreso a la escuela. La vacuna es triple, ya que sirve también contra la Difteria y la Tos convulsa. Otra presentación es la cuádruple, que además protege contra Haemophilus Influenza tipo B y la quíntuple, que es como la cuádruple más la vacuna contra la Hepatitis B. Se recomienda revacunar contra el Tétanos cada 10 años. La mujer embarazada que no esté inmunizada en los últimos 10 años tiene que recibir una dosis a partir del segundo trimestre de gestación en adelante.
Fuente: "CIENCIAS BIOLÓGICAS" - http://hnncbiol.blogspot.com