BULIMIA NERVIOSA

Enfermedad clasificada dentro de los trastornos mentales, que se manifiesta con disturbios en la conducta alimentaria junto a una exagerada obsesión por mantener un cuerpo delgado. Se caracteriza por episodios recurrentes de gran ingestión de alimentos seguidos de vómitos autoinducidos, purgas y demás estrategias para contrarrestar la conducta bulímica. Tras la necesidad extrema de ingerir grandes cantidades de alimentos, sobreviene un sentimiento de culpa que impulsa al enfermo a desembarazarse de todo lo consumido para evitar engordar.
En general, la bulimia nerviosa se manifiesta en personas con tendencia a la obesidad. Afecta al 1-3% de las mujeres en edad adolescente y a jóvenes adultas, y al 0,5% de los varones.
Las dietas sin prescripción médica pueden producir bulimia nerviosa a consecuencia de las alteraciones físicas y psíquicas producto de la desnutrición. Cabe señalar que los enfermos bulímicos, al perder menos peso que los anoréxicos, no presentan figuras tan distorsionadas. Por otra parte, una mujer con excelente figura o bien con algunos kilos de más puede padecer de bulimia nerviosa.

Causas
La persona bulímica suele tener inestabilidad emocional. Es común que posean una baja autoestima. Por momentos es depresiva, otras veces impulsiva. No toleran situaciones que lleven a la frustración y son proclives a presentar ansiedad extrema. Sienten, como las anoréxicas, obsesión por su silueta y temor extremo a engordar. La bulimia nerviosa suele presentarse en mujeres con antecedentes de haber realizado dietas frecuentes.

Conductas, Signos y Síntomas
-Ingestión excesiva de alimentos por lo menos dos veces semanales durante un período mayor de tres meses
-Vómitos autoprovocados, automedicación para adelgazar, ingestión descontrolada de laxantes y diuréticos, aplicación de enemas, etc.
-Ejercicios físicos excesivos para evitar aumentar de peso
-Comer en secreto para pasar inadvertidas
-Esconder alimentos deliberadamente para tener fácil acceso en casos de crisis bulímica
-Frecuentes y monótonos comentarios acerca de los alimentos, como presencia de grasas y contenido en calorías
-Continuo control del peso corporal, a menudo varias veces al día
-Inestabilidad emocional
-Ciclo menstrual irregular
-Irritación de ojos y garganta
-Disfonía
-Acidez y reflujo gástrico
-Ulceras gástricas o duodenales
-Susceptibilidad a contraer caries dentales, deterioro del esmalte de los dientes y erosiones en la mucosa bucal producto de la acción de los ácidos gástricos que acompañan a los vómitos.
-Cefaleas
-Piel seca y amarillenta
-Estreñimiento o cuadros diarreicos
-Sensación de cansancio
-Debilidad general

Las personas con bulimia nerviosa pueden presentar algunos de los signos y síntomas señalados, sin necesidad de que todos ellos se presenten simultáneamente.

Tratamiento
Están orientados a terapias psicológicas, cuyo principal objetivo es evitar la compulsiva ingestión de alimentos y las posteriores prácticas compensatorias. En general, suelen utilizarse psicoterapias individuales, terapias nutricionales, terapias de grupo y terapias familiares. Los grupos de autoayuda brindan un importante apoyo emocional, haciéndole ver al paciente que no es el único en padecer este trastorno y que con voluntad y dedicación se logra la recuperación. La participación incondicional de la familia y de las amistades cumple un rol muy importante para que el tratamiento psicológico de la bulimia nerviosa logre sus objetivos.
Fuente: "CIENCIAS BIOLÓGICAS" - http://hnncbiol.blogspot.com