PAROTIDITIS (paperas)

Es una enfermedad infecciosa conocida vulgarmente con el nombre de “paperas”, muy contagiosa y de curso agudo que afecta las glándulas salivales, en especial las parótidas y submaxilares, y en menor medida las sublinguales. El agente etiológico es un virus del género Rubulavirus, denominado Mixovirus parotiditis, que ingresa por vía respiratoria y afecta principalmente a las personas entre 5-15 años. El período de incubación de la Parotiditis es de 2-3 semanas. La enfermedad deja inmunidad de por vida.
Las parótidas son las glándulas salivales de mayor tamaño. Son estructuras pares ubicadas entre los oídos y la mandíbula, por detrás de los pómulos. Cuando se inflaman pueden aumentar de tamaño y ocasionar dolor de grado variable.

ubicación de la glándula parótida
Signos y síntomas
-Fiebre moderada
-Cefaleas
-Malestar general
-Dolor mandibular al masticar, hablar y deglutir
-Inflamación y edema facial por crecimiento de las glándulas parótidas, uni o bilateral
Muchos niños no presentan síntomas clínicos, o bien son muy leves. En general, el síndrome febril se mantiene por 4-5 días y luego se normaliza. Aunque no es lo habitual, la enfermedad puede presentarse en adolescentes y adultos.

niño con parotiditis
niña con parotiditisComplicaciones
Son raras en los niños. En adultos y adolescentes se observan inflamación y dolor unilateral o bilateral de los testículos (orquitis) a la semana de la aparición de la sintomatología clínica. El cuadro se acompaña de fiebre, escalofríos y malestar general. Excepcionalmente los varones pueden sufrir esterilidad a causa de la orquitis. En mujeres puede haber inflamación de los ovarios. En casos raros se afecta la audición, con sordera que remite luego de unas semanas. Otras de las complicaciones, aunque también poco frecuente, es la inflamación de la glándula pancreática y de las membranas meníngeas que cubren el cerebro, pancreatitis y meningitis, respectivamente.

Pronóstico
Favorable.

Tratamiento
Es sintomático, con la finalidad de mitigar el dolor, la inflamación y controlar la temperatura corporal. Los niños con paperas no acudirán a la escuela hasta que el pediatra determine el alta clínica. No administrar derivados del ácido acetilsalicílico (aspirina) en los niños con virosis, puesto que su uso ha sido relacionado con la aparición del síndrome de Reye, cuadro de aparición súbita y de etiología desconocida que produce encefalitis y disfunciones hepáticas de grado variable.

Prevención
Mediante la vacunación se previene la parotiditis. Se aplica la vacuna triple viral, que también protege contra el sarampión y contra la rubéola. El niño recibe una dosis a los 12 meses de edad y refuerzos a los 6 y 11 años. El pediatra es el que dispone de los planes más adecuados y actualizados para la prevención de enfermedades infecciosas.
Fuente: "CIENCIAS BIOLÓGICAS" - http://hnncbiol.blogspot.com